18 noviembre 2008

Ovillos submundo

Escribir, encontrar el hilo que deshila, y correr el riesgo de la inconformidad con el resultado, el riesgo de las palabras precisas, del espejo adecuado. Para quien aun no encuentra su lenguaje con el mundo; la tinta y el silencio. Aun así parar y preguntarse: ¿Qué era lo que intentaba decir? ¿Qué era aquello tan importante? ¿Porqué diablos no puedo acordarme? Otra vez la persecución feroz, ¿lo que no recuerdo es lo que quiero sacar o la forma de sacarlo? Siempre parar después del primer párrafo y volver la vista atrás, y al seguir.., al seguir aquello ya es otro y no encaja del todo bien en esto.., con lo que empiezo a creer que los pensamientos y las emociones también se ven irremediablemente afectados por el efecto de Coriolis.., y en las ganas de irme a vivir a un planeta sin rotación...


"El verdadero significado de las cosas se encuentra al tratar de decir lo mismo con otras palabras"
Chaplin

6 comentarios:

Credendo Vides dijo...

A veces es tan difícil enfrentarse a un papel en blanco (u hoja de Word si es de ordenador) q por miedo a dejar algo ridículo, lo borras y lo dejas para otro día.
Pero, luego, una vez escrita la primera línea, a veces no puedes parar; tu texto está perfecto así, ibas a decir lo q no recuerdas, pero está dicho.
Saludos desde el Inframundo.

Fuera arañas dijo...

Creo que siempre tengo ese efecto, del cual usted habla tan precisamente, es tan cierto y real que casi puedo tocar lo que quiero decir y al final lo que digo.
A veces ese efecto está tan bien en lo hablado, no sólo en lo escrito, en la decisión de hablar y arranca tantas felicidades como dolores da.
Beso.

Cœur féroce dijo...

De nuevo yo, aunque con un nuevo traje. ¿Cómo está?
Le cuento que me he callado mucho estos días y he dejado que otros hablen, una ducha y acá estoy renovada.

Soy, la misma que le ha firmado detrás de mí.

Cœur féroce dijo...

Sí, a veces lo pienso y me resulta patetico porque huyo por puras suposiciones mías. Pero qué quiere, tengo tiempo libre estas fechas y cuando no leo y escucho música o veo cine, pienso cosas raras.

En fin.

Le dese mucho más allá de lo que se desea en estas fechas, sinceramente y con cariño bloguero.

GRAN AÑO 2009.

Cœur féroce dijo...

¿Qué es de usted?
Que le echo de menos, que se extraña leer esas cosas que no cobran sentido hasta que las pone.

Espero, de todo corazón (valiente), que le vaya lo mejor que se pueda en este mundo.

Credendo Vides dijo...

Cambias el diseño pero no escribes nada???? maaaaal, así muy maaaalll.
Saludos desde el Inframundo.